Blog sobre la alergia

Parietaria, ¿qué debes saber sobre ella?

Pegajosa, pelosilla o caragolera son algunos de los nombres populares que recibe el polen de parietaria. Si padeces de rinitis alérgica y, en concreto, de alergia a este polen, es importante saber que es portador de una actividad alergénica potente, siendo en Andalucía la tercera causa por polinosis, después del polen del olivo y de las gramíneas.

Pero, ¿qué es realmente la parietaria?

La parietaria es una maleza formada a partir de muchos pelillos pegajosos que, por suerte, no son urticantes, pese a pertenecer a la familia urticaceae, a la que también pertenece la ortiga (urtica).

Es una planta que generalmente vive más de un año, mide entre 30 cm y un metro de altura y sus hojas son en forma romboidal, así como pegajosas. Conviene saber que la subespecie más relevante en nuestro país es la parietaria judaica, seguida de la parietaria officinalis.

¿En qué periodo poliniza?

La parietaria se encuentra en flor casi todo el año, concretamente de febrero a noviembre, pero alcanza sus máximos niveles en julio y agosto. No obstante, el polen de la parietaria crece a plena luz y aumenta cuando el clima es favorable, particularmente cálido y seco.

¿Qué zonas suele frecuentar?

Esta maleza predomina en gran parte de la costa mediterránea, aunque también podemos encontrarla en la costa atlántica de nuestro país, como por ejemplo en Galicia y las Islas Canarias. En cambio, tiene poca trascendencia en el interior de la península.

Tiende a crecer tanto en zonas urbanas como rurales, ya sea en fisuras de paredes y a pie de muros, caminos y terrenos sin cultivar.

¿Existe reactividad cruzada con la ortiga? ¿Y con algún alimento?

La parietaria y la ortiga son físicamente parecidas, pero tienen diferente actividad alergénica, por lo que no existe reactividad cruzada entre ambas. Asimismo, el polen de la ortiga carece de importancia en la polinosis debido a su reducida potencia alergénica.

Por otro lado, si se padece alergia a la parietaria conviene evitar los pistachos, ya que puede producirse una reactividad cruzada con este fruto seco. 

 

Ahora que ya conoces más sobre la parietaria, siempre son bienvenidos algunos consejos para ayudar a prevenir los síntomas de la alergia producidos por este u otros pólenes. Así que toma nota, ¡y que la alergia no te pille fuera de combate!

1 comentario

INSIGPOL
04/09/2018 19:50:03

No lo sabía. Esto crece en los lugares donde no hay arboles y el ayuntamiento los deja crecer junto a otras hierbas, argumentando que es bueno para crear más oxigeno. Me lo dijo Gerardo el responsable de Mobilidad en el barrio de Sant Andreu en Barcelona. Yo no le veo la gracia.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Buscar

RRSS

¡Comparte Rino-Ebastel en tus redes sociales!