Blog sobre la alergia

Consejos para evitar la rinitis causada por productos de limpieza

¿Alguna vez te ha ocurrido que, mientras limpias tu hogar, o tras oler un perfume fuerte, te ha brotado la rinitis? No se debe a que seas alérgico o alérgica a estos productos, sino a un fenómeno de hipersensibilidad.

¿Por qué se me congestiona la nariz al oler un perfume?

Algunos síntomas de la rinitis alérgica y de otras patologías de base hipersensible, como el asma, pueden verse exacerbados por la presencia de químicos volátiles en el ambiente. Es decir, ciertos productos químicos, especialmente los que tienen un olor fuerte, pueden desencadenar o empeorar los síntomas de rinitis.

Esta es la razón por las que algunas personas se congestionan o muestran leves dificultades para respirar al oler un perfume fuerte o al usar ciertos productos químicos, como por ejemplo limpiadores y desinfectantes. Esto puede ocurrir en todas las ocasiones en las que nos exponemos a estos químicos volátiles, o solo si ya estamos sensibilizados a causa de, por ejemplo, el polen u otros alérgenos.

Por otro lado, si estos síntomas se presentan con gran intensidad o acompañados de dificultades para respirar, falta de aire, lagrimeo, molestias en la piel o cualquier otro síntoma peligroso, debes acudir a urgencias: podría tratarse de una intoxicación.

Alternativas a los productos de olor intenso en el hogar

Puedes evitar usar colonias o perfumes, pero seguramente no puedes evitar exponerte al olor de los productos de limpieza. Por eso, buscar alternativas o remedios naturales para la rinitis ocasionada por los olores fuertes puede resultarte de gran ayuda. Puedes seguir los siguientes consejos:

• Durante y después del uso de los productos de limpieza, ventila bien la estancia. De esta forma, evitarás que se acumulen los olores agresivos que pueden afectar a tus mucosas respiratorias.

• Opta por marcas de productos de limpieza sin perfumes. Por ejemplo, los detergentes aptos para bebés, o bien los detergentes a base de jabón puro, suelen estar libres de perfumes. Algunas marcas de productos ecológicos también pueden ofrecerte alternativas respetuosas con tu mucosa nasal.

  • Reduce la cantidad de producto que utilizas. Muchas personas utilizan más cantidad de producto de la indicada por el fabricante, con la falsa idea de que “más es mejor”. Sin embargo, la mayoría de limpiadores y desinfectantes requieren solo una pequeña cantidad para ser plenamente eficaces. Fíjate en las instrucciones y adecúa el uso a lo indicado por el fabricante.

  • Evita el uso de productos innecesariamente agresivos. La limpieza cotidiana de un hogar no requiere amoníaco, salfuman y similares, que deben reservarse solo para situaciones y necesidades concretas.

  • Prueba remedios caseros, como el vinagre de limpieza, que pueden sustituir en el día a día algunos productos de olor fuerte, como los antical o los suavizantes.

    • Selecciona alternativas. Es posible que algunos componentes químicos acentúen la rinitis en tu caso y otros no. Si la lejía, por ejemplo, te resulta muy molesta, prueba otros desinfectantes comerciales para el hogar sin lejía, o a la inversa. Puedes preguntar por alternativas a tu vendedor de confianza.

    Con estos consejos, podrás poner remedio a la rinitis ocasionada por los productos de limpieza en el hogar.

 

Dr. Antonio Mimoso, colegiado no 54436

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes consultar aquí nuestras Condiciones de Uso y Política de Privacidad

Suscríbete a nuestra Newsletter y podrás recibir alertas de Polen en tu provincia.

¡Comparte Rino-Ebastel en tus redes sociales!