Blog sobre la alergia

¡Mantén a raya tu alergia en la cocina!

En artículos anteriores os ofrecimos algunos consejos para librar vuestro salón de alérgenos y ahora os traemos algunos trucos y rutinas para mantener a raya los causantes de la alergia en vuestra cocina, para que podáis seguir disfrutando preparando vuestros mejores platos sin que los síntomas de la alergia os amarguen.

  • Mantén limpia la cocina: Aunque parezca lógico el mantenimiento higiénico de la cocina hará que no se acumule polvo ni alérgenos que pueden causar síntomas de la alergia. Limpiar el fregadero y los azulejos así como no dejar restos de comida fuera de la nevera nos puede ayudar a tener una cocina libre de alérgenos.
  • Coloca el cubo de la basura en un lugar fácil de limpiar: Además de limpiar el recipiente de la basura, es recomendable cambiarlo con frecuencia ya que es un punto de la casa en el que se acumula mucho polvo y pelos de mascotas.
  • Detén la acumulación de humedad en la nevera: Evita que se estanque agua en los estantes ya que es un caldo de cultivo de sustancias nocivas para la salud. Revisar la salida del drenaje en la parte de atrás del frigorífico y cambiar el filtro con regularidad reducirá drásticamente la acumulación de pelusas y partículas de polvo que pueden generar problemas alérgicos. Las verduras son una fuente de humedad por tanto, compra sólo la cantidad que necesites para la semana.
  • Limpia y ventila la casa si hace mucho tiempo que está cerrada: Al volver de viaje o vacaciones es importante limpiar la casa amenos 24 hora antes de volver a ella.

Con estos consejos tendrás una cocina a prueba de alérgenos y otros factores que pueden inducir a agravar tu alergia.

¿Tienes algún truco más para la cocina? ¡Desvélanoslo! :)

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Buscar

RRSS

¡Comparte Rino-Ebastel en tus redes sociales!