Blog sobre la alergia

Propósito de año nuevo: ¡adiós a los síntomas de la alergia!

Con el año nuevo llegan los deseos y los propósitos para esta nueva etapa que empieza. Un buen propósito para empezar bien el año es poder aliviar los molestos síntomas de la rinitis alérgica. A continuación te dejamos unos consejos a tener en cuenta para evitar, en la medida de lo posible, estos síntomas.

 

Detectar al causante 

La causa de la rinitis alérgica estacional es el polen. La sintomatología que provoca afecta con conjuntivitis, picores, congestión nasal e incluso episodios de asma, entre otros. Por ello, es importante saber identificar una reacción alérgica y distinguirla de un resfriado, para así poder combatirla adecuadamente y, si es necesario, acudir a un especialista.

 

Ojo con tu alimentación

¿Conoces las alergias cruzadas? Son un fenómeno alérgico bajo el cual una alergia contra un determinado alimento de origen vegetal se cruza con una alergia a otras sustancias. De esta manera, algunos alimentos pueden provocar reacciones alérgicas cruzadas a las personas con alergia al polen.

Para evitarlo, solo hace falta prestar especial atención a estos alimentos. Por ejemplo, la alergia a la artemisa se relaciona con el apio, la zanahoria o la manzana; la alergia al polen de abedul, con las almendras, las frambuesas y las fresas; la alergia al polen de gramíneas, con cereales, soja o cacahuete. 

 

Aumentar la higiene ambiental

Ventilar correctamente la casa es imprescindible. Una buena calidad ambiental ayuda a reducir los alérgenos del aire que nos pueden provocar reacciones inmunológicas. 

El mejor momento para hacerlo es a primera hora de la tarde, así como en días lluviosos, ya que los niveles de polen en el aire son bajos. Es importante también realizar un mantenimiento periódico del aire acondicionado, tanto del hogar como del coche, y contar con filtros que eviten la posible entrada de alérgenos.

Otra buena forma de mantener el aire limpio es con la ayuda de ciertas plantas que filtran los alérgenos y sustancias contaminantes del aire. Para ello, puedes decorar tu casa con arecas, singonios, helechos, datileros o hiedra, entre otras.

 

Probar con remedios naturales 

Hay alimentos que por su naturaleza y composición te ayudan a prevenir los síntomas de la rinitis alérgica. El picante, por ejemplo, ayuda como expectorante y descongestivo nasal. También puedes optar por el té verde, o bien ortigas o regaliz, buenos ingredientes para elaborar infusiones que te ayudarán a prevenir las reacciones alérgicas. ¡Conviértelos en tus aliados!

 

Y tú, ¿qué medidas tomarás este año contra los síntomas de la alergia? Si buscas más consejos para empezar el 2017 sin los efectos del polen en tu organismo, ¡te invitamos a descargar nuestro eBook!

 

Autora: Dra. María Luisa Tamarit, Licenciada en Medicina y Cirugía (Colegiada en el Col·legi Oficial de Metges de Barcelona, Núm. Col. 22689) 

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes consultar aquí nuestras Condiciones de Uso y Política de Privacidad

Suscríbete a nuestra Newsletter y podrás recibir alertas de Polen en tu provincia.

Buscar

RRSS

¡Comparte Rino-Ebastel en tus redes sociales!