Como hemos comentado en ocasiones anteriores, hay alimentos naturales que pueden ayudar a aliviar los síntomas que provoca la rinitis alérgica. Lo bueno de ellos es que, además de tener propiedades medicinales al ser naturales, son beneficiosos en muchos otros aspectos.

Uno de estos alimentos es el jengibre, una planta muy utilizada en cocina como especia y que tiene una gran cantidad de propiedades beneficiosas para las personas. Se empezó a utilizar ya en épocas del Imperio Romano y, paralelamente, en la medicina oriental. La parte que se consume es el rizoma: el tallo que crece por debajo de la superficie terrestre. De este es de dónde salen las raíces por debajo y la planta en sí hacia fuera.

El uso del jengibre es un remedio muy útil para calmar los síntomas provocados por la rinitis alérgica estacional, ya que es un antihistamínico y un antiinflamatorio natural, lo que lo hace ideal para combatir la congestión y secreción nasal, típicos de las reacciones alérgicas.

Hay muchas maneras distintas de consumir jengibre, ya sea en polvo, encurtido, caramelizado o fresco, siendo esta última la forma en que más se utiliza. Se puede añadir tanto en platos salados como caldos, sofritos o guisos, como en dulces, combinándolo con fruta, en galletas y pasteles.

Es recomendable usar poca cantidad debido a su sabor fuerte, aunque su consumo aporta múltiples beneficios. ¿Te animas a probarlo? 🙂

Autora: Dra. María Luisa Tamarit, Licenciada en Medicina y Cirugía (Colegiada en el Col·legi Oficial de Metges de Barcelona, Núm. Col. 22689)

Antonio Mimoso
Author

Num Colegiado. 54436 Col.legi de Metges de Barcelona.

Diplomado en enfermería por la Universitat de Barcelona. Bellvitge.
Máster en enfermería de Salut Publica y Comunitaria por la Universitat de Barcelona. Bellvitge.
Grado en Medicina por la Universitat de Barcelona.
MIR Medicina Familiar y Comunitaria. Barcelona

Déjanos tus comentarios