Blog sobre la alergia

Factores externos que propician los síntomas de la rinitis alérgica

 

Aunque el foco principal de la rinitis alérgica estacional es el polen de determinados árboles y plantas, no hay que dejar de lado otros factores que pueden contribuir a la aparición de sus síntomas. Las personas que sufren de alergia tienen unas condiciones físicas más sensibles a estos agentes externos y es importante conocerlos para poder evitarlos, en la medida de lo posible. Los elementos que más pueden influir en la aparición de los síntomas son:

  1. Factores ambientales

La exposición a cambios de temperatura bruscos de frío a calor, o viceversa, pueden afectar de forma negativa a las personas que padecen alergia. También deben evitarse otros desencadenantes como la humedad, porque las concentraciones de polen bajo esta son más altas; así como el viento, ya que las ráfagas son portadoras de grandes cantidades de polen y pueden afectar gravemente a las personas con alergia.

  1. Contaminación

Los contaminantes que se quedan dentro de la atmósfera se concentran en las poblaciones y, si no llueve, se van acumulando de manera que el aire que se respira es menos puro, pudiendo desencadenar irritaciones e inflamaciones en ojos y nariz. Esto, junto con la secreción de polen de las plantas y los árboles, puede afectar de forma intensa en el desarrollo de los síntomas de la alergia, siendo así mucho más graves.

  1. Tabaquismo

En este tipo de pacientes, el contacto con el humo del tabaco es aun más perjudicial para su salud, ya que agrava los síntomas de la rinitis alérgica. Además de ser un producto nocivo en sí, el tabaco es un irritante respiratorio que puede afectar de una forma directa y agresiva a las personas que sufren de alergia.

  1. Productos químicos

La exposición a algunos productos irritantes puede desencadenar los síntomas de la rinitis debido a que las personas que la sufren tienen las paredes nasales más sensibles a este tipo de factores. De esta manera, se debe disminuir el contacto con productos con olores fuertes como la pintura, productos de limpieza, ambientadores, entre otros.

 

Ahora que ya conoces algunos elementos que pueden facilitar la aparición de los síntomas, ¡tenlos siempre en mente para poder evitarlos! ;)

 

Autora: Dra. María Luisa Tamarit, Licenciada en Medicina y Cirugía (Colegiada en el Col·legi Oficial de Metges de Barcelona, Núm. Col. 22689) 

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes consultar aquí nuestras Condiciones de Uso y Política de Privacidad

Suscríbete a nuestra Newsletter y podrás recibir alertas de Polen en tu provincia.

Buscar

RRSS

¡Comparte Rino-Ebastel en tus redes sociales!