Como ya comentamos en ocasiones anteriores, existen ciertas plantas que ayudan a prevenir los síntomas de la rinitis alérgica estacional. Entre ellas destaca la ortiga, una planta medicinal que posee propiedades que sirven de apoyo a múltiples dolencias.

Pero, ¿por qué la ortiga es beneficiosa para los alérgicos al polen? Gracias a su acción antihistamínica, ayuda a mitigar la inflamación de las vías respiratorias deteniendo la producción de mucosidad y los ataques de tos producidos por la rinitis alérgica estacional.

¿Dónde puede encontrase esta planta? En herbolarios o tiendas de venta de productos naturales. Asimismo, puede cultivarse en un huerto o jardín, pero ojo, siempre debe manipularse con guantes, ya que sus pelillos urticantes podrían provocar una irritación en la piel. Conviene saber que, para calmar la irritación causada por una ortiga, podemos usar cualquier método contra picaduras sobre el área afectada.

Si se cultiva para uso propio, ¿cómo se desactiva su acción urticante para consumirla? Por un lado, podemos machacar la planta con un mortero y, de esta manera, los pelillos se romperían perdiendo todo su efecto. Y, por otro lado, bastaría solo con cocinarla.

¿De qué formas podemos consumirla? Podemos tomarla cruda incluyéndola en zumos, batidos, smoothies… o también como aderezo a nuestras ensaladas. Asimismo, podemos consumirla cocinada, en salteados, sopas o infusiones.  Sin embargo, no se recomienda su uso a largo plazo porque puede agotar las reservas de potasio de nuestro organismo.

Como ves, para los alérgicos al polen la ortiga merece un lugar de honor en la despensa. Y tú, ¿la incluyes en tu dieta? ¡Cuéntanoslo!

Author

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona, colegiada en el Col·legi Oficial de Metges de Barcelona con el nº 22.689. Posee formación adicional en medicina de Urgencias y Emergencias y pertenece a la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria y a la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña y Baleares.

Déjanos tus comentarios