Si vives en alguna gran ciudad de España o Europa, seguro que te resulta familiar el árbol
plátano de sombra, una especie que suele adornar amplias y concurridas avenidas. Se
trata de un bonito árbol ornamental de origen asiático y norteamericano, aunque para los
alérgicos es más conocido por ser una de las principales causantes de rinitis alérgica
en la ciudad.

Esto se debe a la alta producción de polen del plátano de sombra en primavera, que en
las personas sensibles provoca estornudos, lagrimeo, congestión nasal e, incluso,
asma.

¿Quieres saber más acerca de la alergia al plátano? ¡Sigue leyendo!

¿A QUÉ FAMILIA PERTENECE EL PLÁTANO DE SOMBRA?

El plátano de sombra pertenece a la familia de las platanáceas, y es importante no
confundirlo con el platanero, que da plátanos o bananas como fruto. El plátano de sombra,
en cambio, es un árbol de hoja caduca que crece en zonas templadas, alcanza grandes
alturas y puede ser muy frondoso en épocas de verano, aportando así la sombra a la
que debe su nombre.

Es posible que lo reconozcas mejor por la forma característica de la hoja del plátano de
sombra, con una silueta en tres puntas que ha inspirado los icónicos adoquines de las
calles del Eixample de Barcelona. En cuanto al fruto del plátano de sombra, se reconoce
por su forma de bola que se deshace en pequeños vilanos que se esparcen por el aire.

¿POR QUÉ ES TAN POPULAR EL PLÁTANO DE SOMBRA?

Este árbol tan particular llega a ocupar el 25% del arbolado en Madrid y el 33% en Barcelona. Esto se debe a que el plátano de sombra proporciona ventajas para las urbes, como un rápido crecimiento y una gran capacidad para resistir la contaminación de las ciudades. Además, absorbe muy bien el CO 2 , lo que ayuda a reducir la contaminación, regula la humedad y la temperatura y amortigua el ruido.

Por otro lado, en el caso del plátano de sombra, el nivel de polen en Madrid, Barcelona, Sevilla y otras grandes ciudades, puede convertirse en un verdadero problema para las personas con rinitis alérgica.

POLEN PLÁTANO DE SOMBRA

La polinización del plátano de sombra suele darse entre los meses de marzo y abril. Se caracteriza por ser corta, pero muy intensa, llegando en muy pocos días a unos niveles
elevados.

Esto significa que, a principios de la primavera, las personas con alergia al plátano de sombra lo pueden pasar realmente mal. El polen de plátano de sombra en Madrid y
otras grandes ciudades puede llegar a sobrepasar los 2.000 granos de polen por metro
cúbico de aire.

El ambiente húmedo y las lluvias típicas de esta temporada provocan interrupciones en
el proceso de polinización. Esto puede dar algo de tregua a quienes sufren de rinitis
alérgica a causa del polen del plátano de sombra, especialmente en ciudades con mayor humedad y precipitaciones. Por el contrario, el polen de plátano de sombra en Sevilla o
Madrid puede alcanzar mayores concentraciones en el aire porque son ciudades con un
ambiente seco.

SÍNTOMAS DE LA ALERGIA AL PLÁTANO DE SOMBRA

El polen del plátano de sombra es uno de los principales culpables de la rinitis alérgica en
las grandes ciudades. Si eres uno de los afectados, conocer la época de polinización del
plátano de sombra te ayudará a evitar exponerte, mientras que conocer los síntomas
puede ayudarte a poner remedio temprano mediante un tratamiento adecuado para evitar
que se desarrollen completamente.

Como la alergia a otra clase de pólenes, los síntomas que produce la alergia al plátano
de sombra son:

  • Congestión nasal con secreción nasal líquida
  • Picores en los ojos, la nariz, la boca o la garganta
  • Estornudos
  • Conjuntivitis alérgica, lagrimeo, ojos enrojecidos o hinchados
  • Episodios de asma

Ahora que lo conoces bien, seguro que sabes identificarlo en tu ciudad o en la más
cercana. Recuerda que puedes controlar los niveles de polen desde tu móvil con
nuestra App Polen Control, así podrás hacer frente a los posibles síntomas. 😉

Author

Licenciada en Medicina y Cirugía (colegiada 34.671 en el Col·legi Oficial de Metges de Barcelona), máster en Educación y TIC: e-learning y máster en Medicina evaluadora y peritaje médico. Más de 15 años dedicada a la redacción médica y la formación en Ciencias de la Salud. Pertenece a la Acadèmia de Ciències Mèdiques i de la Salut de Catalunya i de Balears, a la Associació Catalana de Comunicació Científica, a la Asociación Española de Redactores de Textos Médicos y a la Asociación Nacional de Informadores de la Salud.

Déjanos tus comentarios