¿Quieres saber cómo diferenciar una alergia de un resfriado o una gripe? Aunque la alergia es una patología que afecta a miles de personas en todo el mundo, aún hay cierto desconocimiento sobre sus síntomas y sus diferencias con el resfriado o la gripe común. El 4 de diciembre tiene lugar el Día Mundial de la Alergia y, bajo este contexto, queremos recordar cómo diferenciar esta patología.

En estas fechas tan frías es habitual padecer un resfriado o una gripe pero, ¿cómo podemos saber si realmente es un constipado o si, por el contrario, nos enfrentamos a una rinitis alérgica estacional? Esta segunda opción es algo que no debemos descartar, aunque no estemos en una época del año con un nivel de polen muy alto.

Causas de la alergia, el resfriado y la gripe

En publicaciones anteriores ya comentamos los síntomas de la rinitis alérgica y cómo diferenciarla de un resfriado, siendo muy fácil confundir la sintomatología, aunque son de naturaleza diferente. Mientras que el resfriado y la gripe son enfermedades infecciosas, la alergia es una respuesta del sistema inmunitario ante un factor alérgeno.

Causas de la rinitis alérgica

Uno de los primeros errores cometidos es pensar que la alergia estacional sólo se da en primavera y que no hace falta estar alerta durante el resto del año cuando, en realidad, dependerá del tipo de polen al que se sea alérgico. Así pues, los episodios de rinitis alérgica pueden darse incluso en invierno y en nuestras manos está saber detectarla, evitando así errores de diagnóstico, ya que la ingesta de fármacos inadecuados puede no solucionar el problema.

Otras causas de rinitis alérgica pueden ser el polvo, el pelo de animal y otros alérgenos que se encuentran en el aire. ¿Ha habido algún cambio en tu rutina últimamente? Los cambios de domicilio o de lugar de trabajo, una nueva mascota en casa o la acumulación de libros o revistas pueden ser otros motivos de rinitis alérgica.

Causas del resfriado común

El resfriado es una infección de las vías respiratorias altas de origen vírico. Aunque existen diversos tipos de virus que pueden causar resfriado, el más habitual es el rinovirus.

El rinovirus y otros virus que afectan a las vías respiratorias altas se transmiten mediante partículas de saliva o moco en suspensión, que inhalamos al respirar. Por eso, las personas con síntomas de resfriado deben taparse la boca y la nariz al toser y al estornudar. El mayor riesgo de contagio se da en los ambientes cerrados en los que se encuentran muchas personas a la vez.

Causas de la gripe

La gripe es una enfermedad vírica producida por el virus de la influenza. El virus de la gripe se contrae mediante la inhalación de pequeñas gotas en el aire provenientes de las secreciones de una persona enferma al estornudar, toser o, incluso, hablar. También podemos contraer el virus de la influenza si nuestras manos han entrado en contacto con una superficie contaminada y, a continuación, nos tocamos la boca, ojos o nariz. Igual que en los resfriados, el mayor riesgo de contagio se da en los ambientes cerrados o multitudinarios. Lavarse las manos con frecuencia y ventilar nos puede proporcionar cierta protección. Para las personas vulnerables, es recomendable, además, la vacunación anual de la gripe.

Cómo distinguir los síntomas de la alergia, el resfriado y la gripe

Aunque pueden tener síntomas en común, la alergia, el resfriado y la gripe son condiciones bien diferenciadas. La clave está en fijarse en el síntomas más característico o predominante. Mientras que la fiebre, el dolor de cabeza y el dolor muscular pueden estar presentes en el resfriado y la gripe, en cambio nunca aparecerán en una reacción alérgica. En cambio, factores como la congestión y la secreción nasal, pueden estar presentes en las tres afecciones.

Síntomas de la rinitis alérgica

La rinitis o rinoconjuntivitis alérgica es la alergia que afecta a nariz, garganta y, en ocasiones, ojos. Por eso, puede confundirse con un resfriado. Sus síntomas más característicos son:

  • Congestión nasal
  • Rinorrea (secreción nasal líquida y abundante)
  • Estornudos
  • Lagrimeo
  • Enrojecimiento de ojos
  • A veces, irritación de garganta y/o tos

Síntomas del resfriado común

El resfriado común tiene muchos síntomas en común con la rinitis alérgica, pero, entonces, ¿cómo podemos saber si es resfriado o alergia? Debes fijarte en si están o no presentes alguno de los siguientes síntomas, que nunca aparecen en una rinitis alérgica:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Fiebre o febrícula
  • Inflamación de garganta
  • Mucosidad espesa o pegajosa
  • Tos productiva
  • Los síntomas mejoran por sí solos en 5-10 días

Síntomas de la gripe

Finalmente, la gripe es la tercera enfermedad con síntomas similares que puede confundirse con la alergia. En este caso, los síntomas son más graves que en el resfriado, y esta será la principal diferencia.

  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular acusado
  • Fiebre de moderada a alta durante varios días
  • Malestar acusado
  • Aparición repentina de los síntomas
  • La gripe suele resolverse por sí sola en 7-15 días

Finalmente, te ofrecemos la siguiente tabla informativa para facilitarte la tarea de diferenciar entre alergia, resfriado y gripe.

Síntomas Alergia Resfriado Gripe
Lagrimeo, picor de ojos Frecuente En ocasiones En ocasiones
Congestión, secreción nasal Frecuente Frecuente Frecuente
Estornudos Frecuente Frecuente En ocasiones
Tos En ocasiones Frecuente Frecuente, severa en ocasiones
Fatiga, cansancio En ocasiones En ocasiones Frecuente
Dolor de cabeza Raramente Frecuente Frecuente
Dolor de garganta En ocasiones Frecuente Frecuente
Dolor muscular Nunca En ocasiones, leve Frecuente
Fiebre Nunca Frecuente en niños, pero leve en adultos De moderada a alta
       
Tratamiento – Medicamentos antialérgicos.

– Lavados nasales con solución de agua salina.

-Reposo.

-Tratamiento con medicamentos para el alivio de los síntomas.

-Reposo.

-Ingesta de líquidos.

-Tratamiento con medicamentos para el alivio de los síntomas.

       
Prevención -Evitar la exposición a los alérgenos conocidos que desencadenan la crisis de alergia. -Intervención en educación para la salud: lavarse las manos, usar desinfectantes a base de alcohol, guantes, etc. -Intervención en educación para la salud: lavarse las manos, usar desinfectantes a base de alcohol, guantes, etc.

-Vacuna contra el virus de la influenza.

 

 Y, por supuesto, si todavía tienes dudas o tus síntomas no son claros, consulta con tu médico o farmacéutico.

Author

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona, colegiada en el Col·legi Oficial de Metges de Barcelona con el nº 22.689. Posee formación adicional en medicina de Urgencias y Emergencias y pertenece a la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria y a la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña y Baleares.

Déjanos tus comentarios