La alergia estacional es aquella que se produce en una determinada época del año a causa de pólenes que hay en el ambiente, y viene determinada por la época de polinización de la planta en cuestión. Se trata de uno de los tipos de alergia más comunes. A veces también se le llama “alergia primaveral”, aunque no es del todo preciso, ya que hay alergias estacionales que no coinciden con la primavera, por ejemplo, la alergia al polen de ciprés, que poliniza en invierno.

Los síntomas de la alergia estacional incluyen congestión, estornudos, secreción nasal y ocular, entre otros. Nuestra principal arma para combatir estos síntomas será evitar entrar en contacto con los alérgenos y el uso de tratamientos adecuados.

Qué causa la alergia estacional

La alergia estacional es una reacción que sufren las personas con hipersensibilidad a la presencia de polen en el aire que respiramos. Se denomina “estacional” porque ocurre solo durante la época de polinización, por eso la alergia estacional más habitual es la alergia primaveral. Por ejemplo, las personas sensibles al polen de gramíneas sufren alergia estacional durante las primeras semanas de la primavera. Por otro lado, las personas alérgicas al polen de ciprés, padecerán una alergia invernal, porque es en esta época cuando los cipreses polinizan.

Síntomas de la alergia estacional

Los síntomas de la alergia estacional pueden variar mucho de una a otra persona, y en función de cómo se manifiesten, utilizaremos diversos nombres para referirnos a ellos:

Rinitis alérgica: cuando predominan los síntomas nasales, como estornudos, rinorrea y congestión nasal. A la rinitis alérgica a veces también se la conoce con el nombre de “fiebre del heno”.

Rinoconjuntivitis: cuando a los síntomas nasales se suman síntomas oculares, como lagrimeo, enrojecimiento de ojos, hinchazón, escozor de ojos…

Asma alérgico: se produce cuando los bronquios se irritan a causa de la alergia, provocando broncoespasmo. Podemos sentir sensación de falta de aire, sibilancias (pitidos al respirar) o sensación de opresión en el pecho. Esta sintomatología requiere de valoración y tratamiento por parte de un médico.

Técnicas para tratar la alergia estacional

Si padeces alergia estacional, debes saber que existen técnicas y hábitos que pueden ayudarte a reducir, aliviar y controlar los síntomas de la alergia. A continuación, te ofrecemos algunos consejos:

Reducción de la exposición a alérgenos

Estar en contacto lo mínimo posible con los alérgenos (polen) es la medida más eficaz para reducir y controlar los síntomas de la alergia estacional. ¿Cómo puedes hacerlo? Sigue las siguientes recomendaciones:

  • Evita realizar deporte en el exterior, especialmente durante la mañana, ya que es cuando más polen hay en el ambiente.
  • Evita ventilar tu domicilio durante las primeras horas del día. Hazlo durante la última hora de la tarde o primera de la noche.
  • No dejes secar la ropa en el exterior, ya que se puede adherir el polen del aire.
  • Si necesitas salir, usa gafas de sol y considera utilizar también una mascarilla de alta filtración.
  • Limpia las superficies de tu hogar con un paño humedecido para que el polen quede adherido. También puedes utilizar una mopa o aspirador con filtro HEPA para el suelo. Evita los plumeros y escobas, ya que levantarán el polen depositado.

Lavados nasales

Los lavados nasales ayudarán a eliminar los restos de polen de tus fosas nasales y senos paranasales, reduciendo así el contacto del alérgeno con tus mucosas. Esto te ayudará a controlar los síntomas nasales (rinitis alérgica y rinoconjuntivitis).

Para realizar estos lavados nasales, puedes utilizar una solución de agua de mar en spray nasal de venta en farmacias. Es recomendable que realices el lavado al regresas a casa del exterior, o bien antes de ir a dormir.

Adelántate a los brotes de polen

Aunque la alergia estacional suele coincidir aproximadamente en las mismas fechas del calendario cada año, algunos factores como las lluvias pueden hacer que varíe en unos días. Lo mejor es estar preparado para empezar a tomar medidas en cuanto empiecen a aumentar los niveles de polen en el aire. Para ello, puedes consultar un mapa del polen, en el que se indican los niveles para cada zona y tipo de polen, o incluso mantenerte alerta con la App Polen Control.

Medicamentos para la alergia

Algunos de los medicamentos para la alergia estacional que reducen los síntomas en corto y medio plazo son:

  • Antihistamínicos y descongestionantes orales: Los medicamentos orales a base de antihistamínico o antihistamínico con descongestionante (pseudoefedrina) permiten tratar de forma general los síntomas de rinoconjuntivitis alérgica, ya que actúan de forma sistémica. Estos medicamentos se dispensan bajo recomendación farmacéutica y también por prescripción médica.
  • Corticoesteroides, antihistamínicos y descongestionantes en spray nasal: Los fármacos en spray nasal son útiles cuando los síntomas son predominantemente nasales (rinitis alérgica), ya que actúan de forma local en la mucosa nasal. Estos medicamentos para la alergia pueden dispensarse bajo recomendación farmacéutica o bien bajo prescripción médica.
  • Antihistamínicos y antiinflamatorios en colirio: Se trata de medicamentos tópicos cuyo objetivo es aliviar los síntomas oculares de la alergia (conjuntivitis alérgica). Pueden dispensarse bajo recomendación farmacéutica o bajo prescripción médica.

Además, tu médico puede prescribirte otros tratamientos si lo considera adecuado. Ante cualquier duda, consulta a tu farmacéutico o médico.

Remedios naturales para la alergia estacional

Además de las recomendaciones y tratamientos explicados más arriba, existen algunos remedios naturales y caseros que puedes aplicarte para ayudarte a aliviar los síntomas de la alergia estacional.

Gárgaras con agua y sal

Las gárgaras con agua templada y un poco de sal te ayudarán a suavizar y aliviar el picor de garganta, así como a mantener hidratadas tus mucosas. Puedes realizarlas tantas veces como sea necesario.

Infusiones para combatir la alergia

Las infusiones y tés son útiles para mantener las mucosas hidratadas, ayudando así a mantener la irritación bajo control. También pueden ayudar con la tos e, incluso, la congestión nasal. No las tomes demasiado calientes y evita tomar más de uno o dos tés con teína al cabo del día.

Esencias aromáticas descongestionantes

Las esencias con efecto descongestionante son muy conocidas: el eucalipto y el mentol son las más habituales. Puedes tomar caramelos (sin azúcar), o bien preparar una infusión en agua caliente con estas esencias y colocarla cerca para ir aspirando su vapor. No obstante, debes tener cuidado con los vapores si padeces asma, ya que podrían exacerbarlo.

Complicaciones de la alergia estacional

Si no se realiza un tratamiento sintomático adecuado, la alergia estacional puede derivar en complicaciones como:

  • Sinusitis aguda o crónica. Se debe a que la inflamación de los senos nasales bloquea el drenaje natural, provocando una infección.
  • Otitis media. Cuando la inflamación de los conductos nasales bloquea también las trompas de Eustaquio, limitando su ventilación. Esto causa un sobrecrecimiento bacteriano que provoca la otitis.
  • Alteraciones del sueño a causa principalmente de las molestias respiratorias.
  • Fatiga crónica.
  • Dolor de cabeza.
  • Irritación crónica de garganta.
Author

Num Colegiado. 54436 Col·legi de Metges de Barcelona. Diplomado en enfermería por la Universitat de Barcelona. Bellvitge. Máster en enfermería de Salut Pública y Comunitaria por la Universitat de Barcelona. Bellvitge. Grado en Medicina por la Universitat de Barcelona. MIR Medicina Familiar y Comunitaria. Barcelona

Déjanos tus comentarios