El picor de garganta es un síntoma que puede tener diversas causas. Dos de las más habituales son la alergia, como por ejemplo la rinitis alérgica, y las infecciones leves como en el caso del resfriado común.

En este artículo vamos a desglosar las causas más comunes y algunos consejos sobre cómo aliviar el picor de garganta.

Causas del picor de garganta

La picazón en la garganta se debe a una irritación más o menos leve que puede ir acompañada de otras molestias, como picor de nariz, carraspera, congestión nasal o goteo nasal. Tras estos síntomas, pueden esconderse diversas causas:

Rinitis alérgica

La rinitis alérgica es una alergia que afecta a la zona de la nariz, garganta y ojos. La provoca un alérgeno transportado por el aire, como por ejemplo polen o polvo. Por eso, la irritación alérgica afecta a la zona de las mucosas expuestas al aire: mucosa nasal, garganta y ojos (mucosas conjuntivas).

El picor de garganta provocado por la rinitis alérgica puede tener su origen en:

  • Inflamación alérgica de las cavidades nasales y el paladar blando.
  • Inflamación alérgica de la garganta.
  • Goteo postnasal, es decir, drenaje de la mucosidad por la parte posterior de la cavidad nasal hacia la garganta, lo que provoca irritación.

Exposición a agentes irritantes

La exposición a humos, vapores químicos o polvo industrial también puede irritar las vías respiratorias. Si esta irritación es leve, la respuesta más común es la sensación de picor en la garganta y otras molestias, como la carraspera o el aumento de secreción nasal.

Alergias por alimentos

Otra de las causas alérgicas del picor de garganta es la alergia a un alimento que hayamos ingerido.

Muchas personas padecen leves reacciones alérgicas a alimentos como el melón o el melocotón, que provocan picor de garganta. La alergia a estos alimentos está muy relacionada con la alergia al polen y por lo general no provocan mayores molestias. Este fenómeno se conoce como “reactividad cruzada”.

Debemos tener más cuidado con las verdaderas alergias alimentarias que, además de picor en la garganta, provocan otros síntomas, como sarpullidos, molestias en la boca, dificultades respiratorias o molestias gastrointestinales. En estos casos, debemos evitar consumir los alimentos que lo provocan.

Alergia por medicamentos

Como en el caso de los alimentos, la alergia a algunos medicamentos puede provocar picor de garganta tras ingerirlos. Otros síntomas leves de la alergia a medicamentos puede ser la aparición de una erupción cutánea, tos o dificultades respiratorias, urticaria o fiebre. Si te ocurre esto, consulta con tu médico y no olvides mencionarlo siempre que te pregunten por alergias a medicamentos.

Infecciones bacterianas y virales

La faringitis leve puede producir picor de garganta. Ocurre cuando hay un resfriado común u otra infección leve similar. En ocasiones puede evolucionar hacia una irritación de garganta con dolor o, incluso, una amigdalitis.

Deshidratación

La deshidratación causa resecamiento de la boca, garganta y otras mucosas y, como consecuencia, picor de garganta entre otros síntomas. Beber suficiente agua durante todo el día, especialmente en época de calor, es importante para prevenir la deshidratación.

También puede ocurrir un resecamiento local de las mucosas respiratorias si estamos en un ambiente muy seco, o expuestos a aires acondicionados o calefacciones. En este caso, beber con frecuencia agua e infusiones nos ayudará a mantener la garganta hidratada y evitar el picor y otras molestias.

Reflujo gástrico

El reflujo gástrico, reflujo gastroesofágico o acidez gástrica es una afección que provoca el flujo de ácido del estómago hacia el esófago, causando irritación.

Esto puede ocurrir tras una comida copiosa de forma puntual, pero algunas personas lo padecen de forma crónica. También es común durante el embarazo. En estos casos de reflujo repetido en el tiempo, la irritación crónica puede producir tos, picor de garganta, ronquera o afonía, entre otros.

Remedios naturales para aliviar el picor de garganta

Podemos aplicar algunos remedios caseros para aliviar el picor de garganta. Si estos remedios no son suficientes para conseguir un alivio eficaz, consulta con tu farmacéutico otras opciones.

Una cucharada de miel

La miel suaviza y ayuda a aclarar la garganta. Eso sí, no debemos abusar, pues se trata de un producto con mucha cantidad de azúcar. Una cucharadita directamente a la boca o disuelta en un vaso de agua templada debería ser suficiente para aliviar el picor de garganta.

Gárgaras de agua con sal

Las gárgaras de agua con una cucharada de sal ayudan a reducir la irritación y el picor de garganta. Recuerda escupir el agua (no tragarla) para no ingerir un exceso de sal.

Uso de un humidificador

Si el picor de garganta se debe al uso de aires acondicionados o calefacciones, o simplemente si vivimos en un entorno muy seco, el uso de un humidificador puede ayudar a aliviar las molestias.

Caramelos herbales

Los caramelos de herboristería también pueden ser de gran ayuda para la irritación y sequedad de garganta que provoca picor u otras molestias leves. Los hay sin azúcar, por lo que su consumo puede estar menos restringido, pero recuerda comentar siempre con tu farmacéutico los remedios herbales que tomas, ya que podrían interferir con algunos medicamentos crónicos.

Infusión caliente con limón y miel

Las infusiones ayudan a aliviar e hidratar la garganta. Por ejemplo, la infusión de tomillo es conocida por sus propiedades calmantes en la garganta. Si, además, le añadimos unas gotas de limón y una cucharadita de miel, podemos conseguir un alivio eficaz del picor e irritación de garganta.

¿Cómo puedo evitar y prevenir el picor de garganta?

Podemos cuidar nuestra garganta con algunos sencillos consejos y cambios de hábitos que mejorarán, en general, nuestra salud.

Dejar de fumar

Como hemos visto, el humo del tabaco es un importante irritante para la garganta. Dejar de fumar ayudará a mejorar las molestias y el picor de garganta y además tendrá otros múltiples beneficios sobre la salud.

Hidratarse adecuadamente

Evitar la deshidratación y mantener húmeda la garganta reducirá la irritación y favorecerá el aclaramiento de la garganta.

Evitar la cafeína y el alcohol

Tanto la cafeína como el alcohol son irritantes para la garganta. Además, favorecen el reflujo gastroesofágico, así que, si padecemos de acidez, es mejor evitarlos completamente.

Lavarse frecuentemente las manos

El lavado de manos es la principal medida higiénico-sanitaria que aplicamos en nuestro día a día. Deberemos tenerlo en cuenta especialmente en épocas de resfriados y gripes.

Evitar el polen y el polvo

En caso de rinitis alérgica, evitar el alérgeno que lo provoca es la principal medida para el control de los síntomas alérgicos.

¿Cuándo debo preocuparme por el picor de garganta?

Como hemos visto, el picor de garganta puede tener muchas causas, la mayoría poco relevantes desde un punto de vista médico. No obstante, si se repite a menudo es aconsejable buscar la causa para descartar procesos más graves y conseguir un tratamiento adecuado.

Además, deberemos buscar consejo médico si se acompaña de alguno de los siguientes síntomas: sarpullido, inflamación de la vía aérea, dificultad para respirar, apnea del sueño, congestión nasal crónica o dolor.

¿Necesitas combatir los síntomas de la rinitis alérgica estacional?

Alivio de los síntomas nasales y oculares asociados a la rinitis alérgica estacional, cuando se acompañan de congestión nasal. Para adultos y adolescentes a partir de 12 años.

Doble acción:

antihistamínico y descongestivo

Rápido inicio de acción antihistamínica en 1 hora

1 cápsula al día

Author

Num Colegiado. 54436 Col·legi de Metges de Barcelona. Diplomado en enfermería por la Universitat de Barcelona. Bellvitge. Máster en enfermería de Salut Pública y Comunitaria por la Universitat de Barcelona. Bellvitge. Grado en Medicina por la Universitat de Barcelona. MIR Medicina Familiar y Comunitaria. Barcelona

Déjanos tus comentarios