¿Sabías que los síntomas alérgicos se deben, en última instancia, a la presencia de una molécula llamada histamina?

La histamina es la señal química mensajera que liberan las células inmunitarias para generar la inflamación. Cuando una célula inmunitaria (o glóbulo blanco) entra en contacto con un antígeno (partícula que activa la respuesta inmunitaria, por ejemplo un alérgeno), se desata una señal de alerta para reclutar otras células inmunitarias, de manera que acudan al lugar de la agresión. Esta señal de alerta se transmite mediante la liberación de histamina.

Seguramente te sonarán los medicamentos antihistamínicos. Son fármacos que se utilizan principalmente para tratar los síntomas de la alergia. Los antihistamínicos actúan sobre las células inmunitarias, impidiendo que liberen la histamina y evitando así la inflamación que origina los molestos síntomas alérgicos.

Qué son los antihistamínicos naturales

Quizá lo que no sabías es que algunos alimentos también pueden ayudarte a reducir la presencia de histamina, es decir, actúan en cierta medida como antihistamínicos naturales.

Se trata de alimentos ricos en compuestos beneficiosos para el sistema inmunitario, que fortalecen las defensas, actúan como antioxidantes y, además, pueden prevenir la liberación de histamina o bien reducir sus efectos.

6 alimentos antihistamínicos naturales para la alergia

¿Cómo una buena alimentación puede ayudarte a combatir la alergia? Una dieta adecuada puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y reducir los efectos de la histamina. Además de llevar una dieta adecuada durante todo el año, durante la época de mayor incidencia de las alergias, puedes enriquecer tu dieta con alimentos ricos en vitaminas y oligoelementos.

A continuación, te ofrecemos un listado de algunos de los alimentos que pueden ejercer cierto efecto como antihistamínicos naturales:

Ortigas

Uno de los remedios naturales más conocidos para combatir los síntomas de la alergia en general es la ortiga. Esta planta ayuda a calmar los efectos de la histamina en las personas alérgicas al polen, ayudando a evacuar y frenar la producción de mucosidad y los ataques de tos. Podrás encontrar ortigas en herbolarios o tiendas de venta de productos naturales, pero ojo, su consumo no es recomendable a largo plazo, ya que puede agotar tus reservas de potasio. Puedes tomarlas en infusión o en sopa, pero siempre manipula la planta con guantes para evitar una reacción de inflamación en la piel.

Té verde

El té verde tiene propiedades antiinflamatorias y una gran cantidad de antioxidantes, que fortalecen y previenen de enfermedades a nuestro sistema inmunológico. Concretamente, el té verde tiene un compuesto que previene y reduce la producción de histamina, disminuyendo y aliviando los síntomas de la alergia. Su bajo contenido de teína hace que puedas tomar dos o tres tazas diarias.

Regaliz

En la medicina tradicional china, el regaliz es un arbusto muy usado por sus múltiples propiedades antiinflamatorias, lo han llegado a considerar una cortisona natural. La raíz del regaliz es la indicada para el tratamiento de las alergias, ya que, además de desinflamar, ayuda combatir la tos. Lo puedes tomar en infusiónpastillasextracto o, directamente, chupando la raíz para extraer su jugo. Si eres hipertenso o estás tomando medicación, consulta con tu médico antes de consumir regaliz.

Cúrcuma

La cúrcuma es una especie con múltiples beneficios para la salud, especialmente por la curcumina, su compuesto activo. La curcumina tiene propiedades antioxidantes, anticancerígenas y antiinflamatorias, entre otras. Puedes añadir una cucharadita diaria de cúrcuma en polvo tus sopas, guisos, salteados, cremas o incluso en tus postres como natillas, flanes, yogures o batidos, incluso en un vaso de leche.

Ajo y cebolla

Tanto el ajo como la cebolla son ricos en quercetina, que tiene propiedades antibióticasantioxidantes y antiinflamatorias. Estas dos verduras pueden añadirse en casi cualquier plato, así que ¡disfruta mientras ayudas a tu cuerpo!

Añade estos alimentos a tu dieta ¡y aleja los molestos síntomas de la alergia provocados por el polen!

Más remedios naturales para la alergia al polen

La alimentación puede ser un gran aliado en la lucha contra los síntomas de la alergia, pero también hay otros remedios naturales que puedes aplicar para reducir los síntomas de la alergia al polen o reducir las molestias que te producen:

  • Lavados nasales con solución de agua de mar. Elimina los restos de polen adheridos a las mucosas, evitando así que las células de tu sistema inmunitario entren en contacto con el antígeno y envíen la señal inflamatoria. Además, te ayudará a eliminar la secreción nasal y a descongestionar la nariz.
  • Ducha con vapor. Las duchas de agua caliente al llegar a casa te ayudarán de varias maneras: por una parte, te ayudarán a eliminar los restos de polen que hayan podido quedar adheridos a tu pelo y tu piel. Pero, además, el vapor te ayudará a eliminar la secreción nasal, limpiando así tus fosas nasales de restos de polen, a reducir la inflamación de tus mucosas nasales y a aliviar el dolor de garganta y la tos, si los hubiera.
  • El uso de un humidificador, especialmente en ambientes muy secos y/o con aires acondicionados o calefacciones, ayuda a mantener la mucosa nasal y la garganta hidratados, favoreciendo así el control de la irritación y la inflamación. Si, además, utilizas una esencia acuosa de eucalipto u otro extracto que favorezca la descongestión, te ayudará a mantener despejadas las fosas nasales.
  • Beber mucha agua, sopas e infusiones. La hidratación es fundamental, tanto para un buen funcionamiento del sistema inmunitario como para ayudarte a expulsar la mucosidad. Además, tomar líquidos templados te ayudará a aliviar las molestias en la garganta, el picor y la tos.
Author

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona, colegiada en el Col·legi Oficial de Metges de Barcelona con el nº 22.689. Posee formación adicional en medicina de Urgencias y Emergencias y pertenece a la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria y a la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña y Baleares.

Déjanos tus comentarios