El tipo de moco que producimos puede darnos muchas pistas acerca de la causa que los provoca. No obstante, los síntomas acompañantes y otras características de la congestión nasal o la rinitis serán clave para poder diagnosticar correctamente. Concretamente, los mocos transparentes son uno de los síntomas de la rinitis alérgica, que se acompaña también de congestión nasal y estornudos, entre otros síntomas.

Significado del color de los mocos

El moco es una sustancia que producen las mucosas para protegerse de los agentes externos que pueden dañarla, ayuda a arrastrar las partículas contaminantes, limpia y mantienen hidratada la mucosa. El moco normal o sano es transparente, con una viscosidad similar a la clara de huevo y poco abundante.

El exceso de moco y la presencia de mocos con diferente color o consistencia son signos de que la mucosa sufre algún tipo de daño o agresión. A veces, simplemente, está tratando de protegerse de algún agente extraño.

Mocos transparentes

El moco transparente, acuoso y abundante es típico de las rinitis alérgicas. Se trata de un moco producido por la mucosa nasal inflamada a causa de la alergia, y su principal cometido es ayudar a eliminar el polen, polvo u otras sustancias que provocan la sensibilidad alérgica.

También pueden producirse abundantes mocos transparentes en rinitis no alérgicas, como por ejemplo la rinitis gestacional, la rinitis medicamentosa o la rinitis irritativa.

Por último, si tienes secreción de líquido transparente por la nariz y en ausencia de rinitis o resfriado, acude a tu médico.

Mocos blanquecinos

Los mocos blanquecinos suelen aparecer cuando la mucosa nasal está irritada y levemente deshidratada, principalmente a causa de un resfriado común. Por eso, es muy importante beber abundantes líquidos cuando padecemos una infección respiratoria: esto ayudará a mantener las mucosas hidratadas para que produzcan un moco más fluido que pueda expulsarse con facilidad.

Mocos amarillos o mocos verdes

La presencia de mocos amarillos o verdosos es típica de infecciones comunes, como el resfriado o la gripe. No obstante, si el moco se vuelve muy espeso y/o purulento, puede ser signo de sobreinfección bacteriana. Si en este caso además va acompañado de dolor de cabeza o en la zona de la cara, es el momento de consultar con un médico.

Mocos marrones

Los mocos marrones pueden aparecer en caso de infección grave que afecta a las fosas nasales, senos nasales y paranasales. Suele haber también presencia de fiebre, malestar y dificultad respiratoria. Es conveniente consultar al médico.

Mocos rosados o rojos

Los tonos rosados y rojizos en el moco suelen deberse a la presencia de sangre en la mucosidad. Por eso, suelen aparecer a causa de una lesión en la mucosa, tras un golpe, por la presencia de un objeto extraño o a causa de una irritación. En las rinitis con inflamación severa también puede haber moco con sangre.

Mocos grises o negros

Los mocos grises o negros pueden aparecer a causa de la exposición a humos, al polvo y a la contaminación, ya que adquieren este color al mezclarse con la sustancia que irrita la mucosa nasal. O bien, pueden deberse al consumo de drogas.

No obstante, también pueden aparecer mocos grises o negros más persistentes en el tiempo a causa de una infección por hongos. Si crees que puede ser el caso, consulta con tu médico.

¿Los mocos transparentes son siempre síntoma de rinitis alérgica?

Los mocos transparentes y abundantes son un síntoma clásico de rinitis alérgica, pero también pueden deberse a otras causas. Por ejemplo:

  • Rinitis no alérgica.
  • Irritación de la mucosa nasal.
  • Cambios de temperatura bruscos.
  • El llanto.

Por otra parte, si la secreción nasal transparente y acuosa es continua, aparece en ausencia de rinitis o resfriado y, especialmente, si ocurre tras un traumatismo en la cabeza, hay fiebre, dolor de cabeza, mareos o rigidez cervical, es importante consultar urgentemente con un médico.

Efectos del exceso de mocos transparentes en la rinitis alérgica

La mucosidad transparente producida por la rinitis alérgica puede ser muy irritante y, debido a su abundancia, provocar goteo nasal y goteo postnasal, es decir, drenar por la parte posterior de la cavidad nasal hacia la garganta.

Esto puede ocasionar otros síntomas a causa de los mocos en la garganta, como irritación, tos seca o carraspera.

Además, la acumulación de moco, junto a la congestión nasal, pueden provocar ronquidos durante el sueño.

Consejos para eliminar la abundancia de mocos

La producción de moco es una reacción normal, e incluso deseable, de nuestro cuerpo. Sin embargo, también puede ser molesta.

Para eliminar el exceso de moco y evitar que los síntomas asociados empeoren, te proponemos algunos consejos:

Usar un humidificador

Mantén el ambiente con una humedad adecuada para prevenir el resecamiento de la mucosa, combatir la irritación y mantener el moco fluido.

Beber abundantes líquidos

Bebe agua, infusiones y sopas para mantener el moco fluido y ayudar a mantener hidratadas y limpias tus mucosas nasales y tu garganta.

Haz gárgaras con agua salada

Esto te ayudará a reducir la irritación de garganta y eliminar el exceso de moco.

Realiza lavados nasales con solución de agua de mar purificada

Los lavados nasales con agua de mar purificada son una excelente ayuda para eliminar el exceso de moco y las impurezas, limpiar las cavidades nasales y ayudar a reducir la congestión nasal.

Suénate de manera suave

No hagas excesiva presión al sonarte, sobre todo si tienes congestión nasal acusada, ya que podrías agravar los síntomas o provocar pequeñas lesiones en la mucosa nasal. Utiliza pañuelos desechables.

Usa bálsamo o vaselina para la nariz

El goteo nasal y el uso continuado de pañuelos pueden irritar las fosas nasales, los orificios de la nariz y la zona del labio superior. Para evitarlo, puedes aplicarte una pequeña cantidad de bálsamo o vaselina varias veces al día.

Author

Num Colegiado. 54436 Col·legi de Metges de Barcelona. Diplomado en enfermería por la Universitat de Barcelona. Bellvitge. Máster en enfermería de Salut Pública y Comunitaria por la Universitat de Barcelona. Bellvitge. Grado en Medicina por la Universitat de Barcelona. MIR Medicina Familiar y Comunitaria. Barcelona

Déjanos tus comentarios