No todas las plantas producen alergia al polen. Muchas plantas no producen flor, o bien las producen en momentos muy concretos de su desarrollo, por eso hablamos de plantas hipoalergénicas o plantas que no dan alergia. 

Pero, además, las plantas en general pueden aportar muchas ventajas: algunas plantas ayudan a purificar el aire de tu hogar de sustancias contaminantes para la salud, ya que liberan oxígeno y reducen la temperatura ambiente, mejorando así las reacciones alérgicas o las enfermedades respiratorias.

Por eso, introducir en tu hogar plantas que no dan alergia puede ser una gran idea.

7 plantas de interior que no provocan alergias

Si sufres de rinitis alérgica estacional, estas 5 plantas son seguras para ti y, además, te aportarán otras ventajas para tu salud.

Palmera de bambú

La palmera de bambú es una de las plantas con más poder de purificación, ya que filtra los alérgenos y reduce algunos compuestos perjudiciales para la salud como el benceno, el formaldehído o el tricloroetileno, entre otros.

Además, es una planta fácil de mantener, solo necesita estar húmeda para crecer más rápido, así como ubicarse en la sombra para no resentirse.

La areca o palmera amarilla

La areca, también conocida como palmera amarilla, transpira y elimina sustancias dañinas para la salud como el formaldehído, el xileno, el CO2, etc.

Optar por esta planta ayudará a mantener la humedad de tu hogar cuando el ambiente está especialmente seco. En cuanto a cuidados, necesita estar en lugares luminosos, pero sin sol directo.

Hiedra

La hiedra es aconsejable para aquellas personas que padecen de alergia, asma, o que simplemente desean respirar aire más puro. Combate el benceno, el formaldehído y los contaminantes transmitidos por los animales domésticos.

Es recomendable colocarla en zonas sombrías y conviene saber que, si la colocas en la sala de estar, ayudará a neutralizar los olores.

El espatifilo

El espatifilo, también llamada flor de la paz, es una planta elegante con flores blancas que ayuda a filtrar elementos tóxicos que se acumulan en nuestro hogar (tolueno, acetona, xileno, etc.).

Exige bastante luz para poder crecer y florecer, aunque puede sobrevivir en zonas poco iluminadas.

El cactus

Por último, el cactus es perfecto para depurar el aire de hogares donde habitan personas alérgicas al polen, y basta con situarnos en una zona con bastante luminosidad, así como en un recipiente adecuado a sus dimensiones.

Los ficus

Los ficus son una de las plantas de interior más resistentes y decorativas ya que, además, existen diversas variedades que aportan colores diferentes. No producen polen y ayudan a mejorar la calidad del aire en interiores, ya que absorben algunos compuestos químicos volátiles, como el formaldehído, el tricloroetileno o el benceno.

El potus

El potus es una planta de interior muy popular gracias a su facilidad para trasplantar esquejes y su resistencia a la falta de luz. Los potus no producen flores y su hoja es lisa y satinada, por lo que son ideales para personas con alergia al polen. Además, absorben compuestos volátiles que se encuentran en el aire de interiores: el formaldehído, el xileno y el benceno.

Plantas de interior que dan alergia y que debes evitar

Por otro lado, existen diversas plantas domésticas que, en caso que padezcas rinitis alérgica estacional, es mejor que evites tener cerca. Algunas de ellas son:

  • Dalias. Se trata de una planta de flor exuberante y abundante. Su polen puede producir alergia, y por eso es una planta a evitar.
  • Margaritas. Se trata de una de las flores ornamentales más populares. Durante la primavera y el verano produce mucha flor y polen, por lo que no es recomendable para personas con alergia al polen.
  • Girasoles. El girasol es una flor grande y vistosa que suele utilizarse como planta ornamental o formando parte de ramos. En cualquier de los dos casos, es aconsejable que evites tenerlos en casa, ya que es una flor que produce abundante polen.
  • Jazmines. Los jazmines forman parte de las oleáceas, una familia que abarca el fresno, el olivo y otros. Por eso, las personas con alergia al polen de estas plantas deben evitar estar cerca de jazmines, ya que podría darse reacción alérgica cruzada.
  • Lilos. Este arbusto también pertenece a la familia de las oleáceas. Por eso, es preferible que lo mantengas alejado, sobre todo durante la floración.

Y para el exterior… Jardines hipoalergénicos

Si padeces rinitis alérgica estacional, ¡no tienes que renunciar a tener jardín! Eso sí, debes seguir algunos consejos para conseguir un jardín hipoalergénico, es decir, que no aumente los niveles de polen en el aire. Te permitirá disfrutar del espacio exterior, con todos los beneficios que ello supone, sin padecer alergia.

Las principales recomendaciones para conseguir un jardín apto para alérgicos son:

  • Utiliza plantas que polinicen mediante insectos (entomófilas), ya que el polen de estas no se esparce por el aire. Por ejemplo, la mayoría de las plantas aromáticas son de este tipo: el romero, la lavanda, el tomillo, etc. También los árboles cítricos, los rosales, los claveles y los geranios son plantas ornamentales que no producen alergia al polen.
  • Utiliza suculentas, cactus y áloes para decorar tu jardín, ya que no producen polen y son resistentes y fáciles de cuidar.
  • Para el parterre, puedes utilizar piedras en lugar de césped. En caso de querer usar césped, deberás tener cuidado de mantenerlo siempre bien cortado para evitar que florezca.

¿Necesitas combatir los síntomas de la rinitis alérgica estacional?

Alivio de los síntomas nasales y oculares asociados a la rinitis alérgica estacional, cuando se acompañan de congestión nasal. Para adultos y adolescentes a partir de 12 años.

Doble acción:

antihistamínico y descongestivo

Rápido inicio de acción antihistamínica en 1 hora

1 cápsula al día

Author

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona, colegiada en el Col·legi Oficial de Metges de Barcelona con el nº 22.689. Posee formación adicional en medicina de Urgencias y Emergencias y pertenece a la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria y a la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña y Baleares.

Déjanos tus comentarios