Practicar ejercicio, además de ser un hobbie o incluso una pasión, nos ayuda a mantenernos sanos y en forma. Pero, ¿debemos renunciar al deporte si tenemos alergia?

Algunas investigaciones mantienen que la alergia reduce el rendimiento deportivo de los atletas de competición que la padecen. Además, para cualquier deportista sufrir una congestión nasal a causa de la rinitis alérgica puede suponer un problema, ya que la nariz cumple las funciones de respiración y filtra, humedece y calienta el aire que se inhala. Al estar obstruida, no permite una correcta oxigenación, dificultando así la actividad física.

No obstante, poner en práctica algunos consejos y llevar un tratamiento adecuado nos permitirá mantener una rutina de ejercicios sin que la rinitis alérgica sea un impedimento. ¡No renuncies al deporte por la alergia!

Consejos para hacer deporte si tienes alergia

Aunque a veces las incomodidades de la rinitis alérgica te hagan creer que la mejor opción es dejar de practicar ejercicio, la principal solución consiste en evitar los condicionantes que pueden desencadenar una reacción alérgica mientras practicas deporte.

Evita el exterior durante las primeras horas del día

Si tienes alergia al polen, es recomendable que evites las primeras horas del día si vas a salir al exterior.

Escoge el mejor lugar para hacer deporte con alergia

Realiza tu deporte en un entorno adecuado y tan libre de polen como sea posible. Para ello, es recomendable que escojas un deporte de interior mientras dure la época de polinización, o bien que acudas a espacios con menos abundancia de plantas (por ejemplo, la playa en lugar del campo).

Lleva gafas de sol si están en exterior

Unas gafas de sol cerradas por los costados te ayudarán a proteger tus ojos de la irritación alérgica producida por el polen.

Bebe suficiente agua

Mantén una correcta hidratación, ya que ayuda a descongestionar las vías respiratorias, a mantener el moco fluido y las mucosas nasales húmedas.

Cumple con la medicación prescrita

Si practicas deporte y tienes alergia, es conveniente que consultes con tu médico o farmacéutico por un tratamiento adecuado a tus síntomas. Sé riguroso con el cumplimiento de esta medicación según las recomendaciones de tu médico o farmacéutico.

Elimina el polen adherido cuando llegues a casa

En caso de salir al exterior a hacer deporte, cuando regreses a casa es conveniente que elimines el polen que haya podido quedar adherido a tu cuerpo y a tu ropa: lava la ropa, dúchate y realiza un lavado nasal con solución de agua de mar para limpiar tus mucosas nasales.

¿Mejor día y hora para hacer ejercicio al aire libre?

Si padeces alergia al polen y te gusta practicar deporte al aire libre, tampoco tienes que renunciar a tu afición. Simplemente, deberás aprender a conocer mejor tu alergia, concretamente a qué tipo de polen eres sensible y, a partir de ahí, controlar los niveles de polen día a día.

Cuando el nivel de polen sea muy alto, es preferible que evites totalmente el deporte en exterior. Los días en que haya un nivel de polen moderado, puedes escoger las últimas horas del día para salir a practicar deporte. Los días con bajo nivel de polen, podrás salir sin problemas a la hora que prefieras.

Para saber cuáles son los mejores días para salir a practicar deporte con alergia, puedes utilizar la App Polen Control, que te permitirá conocer los niveles de polen de tu zona y programar alertas en función del tipo de polen al que seas sensible.

Mejores deportes para personas con rinitis alérgica

Los deportes que se consideran más adecuados para las personas que padecen de rinitis alérgica son aquellos que implican un esfuerzo físico progresivo y permiten realizar descansos, como el tenis y las artes marciales, porque mejoran la capacidad física del paciente de una manera en la que él mismo puede fijar su límite. Si además se pueden practicar en recintos cerrados, esto permitirá una mayor protección en la época de polinización.

¿Puedo nadar si tengo rinitis alérgica?

Tanto la natación como otros deportes acuáticos también son recomendables en personas con rinitis alérgica, ya que mejoran la capacidad respiratoria, permitiendo una mayor tolerancia del organismo frente a los agentes alérgenos. Además, estos deportes permiten su práctica bien en entornos cerrados (piscina cubierta), bien en entornos con relativamente poca abundancia de plantas (playas).

Eso sí, si vas a practicar natación u otro deporte acuático y tienes síntomas de rinitis, es aconsejable que tomes la medicación adecuada para mantener despejada tu nariz durante la práctica deportiva.

Author

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona, colegiada en el Col·legi Oficial de Metges de Barcelona con el nº 22.689. Posee formación adicional en medicina de Urgencias y Emergencias y pertenece a la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria y a la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña y Baleares.

Déjanos tus comentarios