Si te lloran los ojos, estornudas con frecuencia o estas congestionado al estar en contacto con pólenes y alérgenos puede que sufras rinitis alérgica y no lo sepas.  Por eso, en este artículo, ¡te damos todas las claves para conocer mejor la rinitis alérgica!

¿Qué es la rinitis alérgica?

La rinitis alérgica es un tipo de alergia que produce una inflamación de las mucosas nasales y que cursa con síntomas nasales (moco líquido, estornudos, congestión y picor nasal) y puede estar asociada también a síntomas oculares (picor, lagrimeo, enrojecimiento).

A diferencia del resfriado común,  aparece en cualquier época del año tras la exposición a los alérgenos y su duración está relacionada con el tiempo que estemos expuestos a estos alérgenos. El resfriado común suele producir moqueo con secreción acuosa o espesa, dolor en el cuerpo generalizado, fiebre leve y suele durar entre 3 y 7 días.

Tipos. Rinitis alérgica perenne y estacional

La rinitis alérgica puede presentarse en dos formas:

  • Rinitis alérgica perenne: Los síntomas se pueden presentar durante todo el año, predominando la congestión nasal. Las causas más frecuentes son la alergia a los ácaros del polvo, alergia al moho y la alergia a la piel o pelo de mascotas.
  • Rinitis alérgica estacional: Se presenta en una determinada época del año, coincidiendo con la floración y polinización, por lo que su duración es limitada a unos días o semanas. Los síntomas predominantes de la rinitis alérgica estacional son los estornudos, el picor y la secreción nasal, aunque también son habituales los síntomas oculares. La causa más frecuente es la alergia al polen de gramíneas, aunque la pueden producir el polen de olivo, parietaria, plátano de sombra, entre otros.

Síntomas de la rinitis alérgica

Los síntomas de la rinitis alérgica afectan habitualmente a nariz y ojos (rinoconjuntivitis), pero también son habituales las molestias en garganta.

Síntomas nasales

  • Mucosidad o secreción nasal líquida
  • Picor nasal
  • Estornudos frecuentes
  • Goteo nasal
  • Taponamiento nasal

Síntomas oculares

  • Conjuntivitis con picor de ojos
  • Ojos rojos
  • Irritación de ojos
  • Ojos llorosos
  • Lagrimeo

Síntomas en la garganta

  • Picor de garganta
  • Tos seca
  • Irritación de garganta

¿Existen diferencias de síntomas entre adultos y niños?

Aunque es menos frecuente que en los adultos, los niños también pueden sufrir rinitis alérgica. Como ellos tienen mayores dificultades para expresar con claridad sus síntomas, debemos ser muy cautos y consultar con un pediatra a la mínima duda.

Los síntomas en niños son los mismos que en adultos, pero, además, pueden presentar síntomas específicos que también pueden hacer sospechar:

  • Infecciones recurrentes del oído
  • Ronquidos
  • Respiración por la boca
  • Cansancio, somnolencia
  • Frotarse la nariz con frecuencia, sobre todo al aspirar. Esto puede provocar la formación de una línea o pliegue en el puente de la nariz.

Ante la presencia de estos u otros síntomas, siempre debemos consultar con un pediatra antes de iniciar cualquier tratamiento.

Causas de la rinitis alérgica y factores de riesgo

La rinitis alérgica tiene como causa una hipersensibilidad alérgica a uno o varios alérgenos (partículas que provocan alergia) aerotransportados o “aeroalérgenos”, es decir, que pueden encontrarse en suspensión en el aire.

Algunas de las causas más habituales son:

  • Pólenes. Por ejemplo, el polen de gramíneas, el polen de olivo, el polen de plátano de sombra o el polen de ciprés son algunos de los pólenes que pueden provocar rinitis alérgica, entre otros muchos. La rinitis provocada por una alergia al polen también puede llamarse “polinosis”.
  • Ácaros del polvo. La alergia a los ácaros del polvo es una de las principales causas de rinitis alérgica perenne.
  • Esporas de moho.
  • Pelo de animales.

No se conoce con exactitud por qué algunas personas desarrollan una alergia, pero sí se sabe que hay factores de riesgo que favorecen que esto ocurra. Por ejemplo, las personas con atopia suelen padecer alergias con mayor facilidad. Además, el tabaquismo y la polución también pueden favorecer la aparición de alergias.

Consejos para evitar la rinitis alérgica en casa

Para evitar los síntomas en el hogar, se debe evitar que las partículas que provocan la alergia, sea polen, polvo u otras, entren y se depositen en el hogar. Algunos consejos que nos pueden ayudar son los siguientes:

  • Limpiar con frecuencia todas las superficies con un paño húmedo, mopa o aspirador con filtro HEPA.
  • Evitar usar plumeros, escobas y similares, ya que levantan las partículas y favorecen su suspensión en el aire.
  • Ventilar preferiblemente a última hora de la tarde.
  • Evitar los tejidos y materiales en los que el polvo y el polen se pueda acumular, como: terciopelo, pelo artificial, tejidos con mucho poro, moquetas, alfombras, tapices…
  • Evitar las acumulaciones de papel, como periódicos o revistas. En jardines y terrazas, evitar la acumulación de hojarasca y otros restos vegetales.
  • Si existen humedades en la vivienda, pedir que un especialista en saneamiento valore la situación, realice los tratamientos oportunos y nos asesore para evitar que vuelvan a aparecer.

¿Necesitas combatir los síntomas de la rinitis alérgica estacional?

Alivio de los síntomas nasales y oculares asociados a la rinitis alérgica estacional, cuando se acompañan de congestión nasal. Para adultos y adolescentes a partir de 12 años.

Doble acción:

antihistamínico y descongestivo

Rápido inicio de acción antihistamínica en 1 hora

1 cápsula al día

Author

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona, colegiada en el Col·legi Oficial de Metges de Barcelona con el nº 22.689. Posee formación adicional en medicina de Urgencias y Emergencias y pertenece a la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria y a la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña y Baleares.

Déjanos tus comentarios